viernes, 31 de octubre de 2014

LEYENDA DEL HALLOWEEN MANCHEGO

Aprovechando que estamos en plena festividad del Día de Todos los Santos y que soy hombre fiel a mi tierra, he estado aguardando este momento para traeros a colación ciertas leyendas de la Mancha un tanto siniestras. La ocasión la pintan calva. Ya debatimos una vez sobre el por qué la pintan calva y no con mechas y tras divagar decidimos que si la ocasión nunca se ha quejado de cómo la pintan será porque está contenta viéndose calva. Ocasiones aparte que esto no es un mercadillo (aunque cuando hablo de fútbol lo parece) sigo en mi tesón de seguir edificando un blog que os atraiga, que os divierta y que os regale datos ignorados a la vez. Y las leyendas que hoy vengo a contaros os aseguro que os gustarán por ser curiosas y por estar datadas en pueblos de nuestra tierra, lo que nos hace sentirlas más cercanas e incluso más ciertas. Aunque ya sabéis que yo soy de la opinión de que toda leyenda tiene algo de cierto y algo de invención o como dirían en la antigua Grecia al respecto, las leyendas son origen de la mitología, dícese el nexo de unión entre el "mythos" (invención) y el "logos" (realidad), lo cierto y verdad es que cada uno debe forjar su creencia o no en torno a ellas. Yo os las narro y vosotros y vuestro conocimiento decidiréis.

Se dice que en la noche del Día de los Difuntos se contaba a los niños de estos lares manchegos historias de miedo y fantasmas para que se fuesen pronto a la cama y se portasen bien, disfrutando los mayores de una velada en torno al brasero, recordando a sus mayores ya fallecidos mientras degustaban en familia un chocolate caliente, huesos de santo, pestiños, buñuelos, castañas asadas y algún licor, con el sosiego y calma necesario. Se hablaba a los niños de seres malévolos y de figura espectral de modo que marchaban a la cama sin rechistar a la voz de "Como te portes bien viene el Tío Camuñas", dándoles al día siguiente algún dulce por haber sido obedientes y tener buena conducta. Inclusive a día de hoy se sigue mencionando al "Tío Camuñas" o "Camuñas" a secas cuando se pretende asustar a un menor. Y ya que hablamos de él... Aquí va la primera leyenda. Y luego la segunda. Y luego la tercera. Lean, lean.

EL TÍO CAMUÑAS


Seguramente junto con "el Hombre del Saco" y "el Coco" sea el espanta-niños más conocido no solamente en la Mancha sino en toda España. "Va a venir a por ti el Hombre del Saco" o "¿Que viene el Coco!" son unas expresiones harto conocidas en toda infancia. Igual manera de asustar a los niños desobedientes es mentarles al Tio Camuñas". Pero, ¿quién era Camuñas? Y sobre todo, ¿qué se sabe de él en la Mancha? Haciendo indagaciones he logrado obtener datos de Almedina, Villanueva de los Infantes y Torre de Juan Abad que describen a tal personaje ficticio como un verdadero y pavoroso ogro. Francisco Sánchez Fernández, nacido en Camuñas (Toledo) en 1762 y fallecido en Belmonte (Cuenca) en 1811, famoso guerrillero durante la Guerra de la Independencia conocido como "Tío Camuñas" nada tiene que ver con la figura usada para asustar a los menores.
Hecha esta salvedad, ahí van las descripciones halladas:
En Almedina recuerdan que los abuelos lo mencionaban como un ogro repelente que entraba en las casas para llevarse a los niños malos para devorarlos luego en su guarida.
En Villanueva de los Infantes se dice que era un hombre con nariz y uñas muy largas, con las manos huesudas y alargadas y los ojos brillantes. Tenía un aspecto horrible y mando y poder para asustar a las personas.
Por último, en Torre de Juan Abad los mayores lo definen como un monstruoso animal de forma imprecisa, con enormes dientes de lobo y larguísimas uñas.
Así pues era común asustar a los niños con el grito de "¡Que viene el Tío Camuñas!".

LA ALICÁNTARA

Es un animal no identificado correctamente que según unos es una víbora y según otros una especie de lagartija o salamanquesa. Se decía que no veía pero que detectaba fácilmente a sus presas.  En la Mancha la gente de labor mentaba mucho el refrán "Si la alicántara viera y la víbora oyera no habría hombre que del campo saliera". Era, pues, un animal temido que se utilizaba por estas fechas para asustar a los niños.
Existen testimonios también en Villanueva de los Infantes que dice que la alicántara era una víbora venenosa que tenía dos cabezas, una para hacer bien y otra para hacer mal. Y había quien juraba haberlas visto.
En Torre de Juan Abad a la alicántara se la tenía como la víbora más dañina y peligrosa. Quedan reminiscencias de la malignidad de esa bicha de modo tal que cuando una persona tiene mucha maldad se le espeta "Eres más mala que la alicántara". En dicho municipio también corre la leyenda de que un guarda de un cortijo testimoniaba que "la alicántara tenía semejanza de serpiente menuda pelifina y con dos pequeñas alas".
Dicho esto, a mí desde luego, siendo niño y sin serlo, me dicen mis padres o mi mujer que si me porto mal viene el Tío Camuñas y/o la alicántara a por mí y me llevo tal susto que me adopto un comportamiento tal que sería digno de canonización. Y por supuesto me comería luego dulces y un chocolatito caliente por lo bueno que soy. Hay que tener mala leche para asustar a los niños con este bicho.

LAS BRUJAS

No hay emblema (calabazas aparte) más conocido de la Fiesta de Todos los Santos que una bruja. Son seres que asustan a los niños desde siempre y en estas fechas y con la invasión de Halloween que llevamos recibiendo y, dicho sea de paso, aceptando y adaptando estos últimos años, las brujas alcanzan la medalla de oro en el podio de asustar a los niños y de, conforme van creciendo, ser el disfraz favorito de las niñas.
Las brujas son personajes femeninos y malvados que hacen conjuros y hechizos malignos. En Daimiel, pueblo apodado "el de las brujas" y en pueblecitos cerrados de la Mancha hay abuelas que cuentan que sus antepasados decían que antes había muchas brujas y fue llegar la Bula de la Santa Cruzada y desaparecer las brujerías. Decían que sus mayores les narraban literalmente anécdotas como: "A lo mejor te encontrabas un ovillo hermoso de lana en la calle y cuando ibas a cogerlo se convertía en un gorrino" o que "en una ocasión estaba un grupo de hombres haciéndose una cuerva (bebida manchega muy parecida a la limoná y a la sangría, muy común por la zona de Cuenca) y les faltaba azúcar y mandaron a uno de ellos a comprarla. Éste tardó muchísimo en volver y cuando regresó le dijeron que dónde había estado a lo que el hombre contestó que se le habían aparecido las brujas y lo habían raptado y llevado a Murcia. Los demás rieron ante tal fantasía y en el acto el hombre sacó del bolsillo unos dátiles probando que efectivamente había estado allí". Estas leyendas son muy conocidas si bien ahora apenas se cuentan, pero el rapto de aquel hombre dio lugar a la expresión: "Pórtate bien, zagal, que vienen las brujas y te llevan a Murcia", dicho entre mofa y temor que causaba pavor en los niños.
Más tenebrosa es otra leyenda que dice que un hombre que vivía en Ruidera con su mujer en una casa pequeña de labor al lado de la laguna Colgada, tuvo una temporada que cuando dormían en los poyos al lado de la lumbre soñaba que venían las brujas y se lo llevaban. Se despertaba aterrado e inclusive decía que las había visto por la chimenea y su mujer le decía que avivase el fuego por lo que cogía y echaba al mismo tres o cuatro gavillas de sarmientos más y hacía una lumbre tremenda. Ponía también las tenazas en cruz y así parece que ahuyentaba a las brujas.
Otra leyenda cuenta que en Torre de Juan Abad vivió una mujer de la que se decía que era bruja y se la acusó de muchas maldades. Cuando falleció todos los perros de la zona se juntaron a la puerta de su casa y con la luna llena aullaron lúgubre y lastimeramente. 
En todo caso las brujas siempre han sido temidas por grandes y niños, si bien los grandes en los Días de Todos los Santos y Difuntos contaban historias de miedo a los niños para que no se portasen mal.

Yo las únicas brujas que conozco son "Las Tres Brujas" que es un producto de limpieza con el que estoy familiarizado los Sábados por la mañana y a la que yo llamo la "Bruja Mayor" que es la aspiradora. Algunos pensaban que cuando yo me refería a la Bruja Mayor sería mi mujer, mi suegra o incluso mi madre, pero no, no es el caso. Y no las enfadéis con eso que como se reboten las tres juntas son peores que las brujas de verdad.
Por último queda añadir a las Leyendas del Halloween Manchego un dicho que se oye mucho por mi tierra en estas fiestas. Se refiere a los fantasmas de los que ya no están y que campan a sus anchas la noche del 31 de Octubre al 1 de Noviembre: "El día de los finaos andan los aparecidos por los tejaos".

¡¡Feliz Fiesta de Todos los Santos!! o ¡¡Feliz Halloween!!, como prefiráis. Y no asustéis muchos a los niños. No seáis malos, ¿eh? ¡Que viene el Tío Camuñas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario