martes, 15 de mayo de 2012

VIAJE A NUEVA YORK (2ª PARTE)

El reloj amarillo no descansa. Sigue descontando días, horas, minutos, segundos... Cuando escribí la primera parte de esta entrada newyorkina quedaban 100 días exactos para que llegara el viaje. Hoy ya quedan 85 días. Tempus fugit.
Bien, informaros de que el viaje va tomando forma y prácticamente está modelado. Ya hemos contratado todos los extras que hemos tenido a bien de elegir y permitirnos. Haremos una excursión que se llama "Contrastes de Nueva York", otra tarde en la Gran Manzana la pasaremos disfrutando de, nada más y nada menos, que... (redobles de tambor) ¡¡un musical en Broadway!! y también iremos un día a Whasington. Vamos que entre eso y el sandwich Woody Allen que pienso comerme (al menos intentarlo) me estoy relamiendo ya. ¡Qué ganas de que llegue el momento! Y entre nosotros... lo confieso. Igual de placentero o más me resulta que este año cuando vuelva de Estados Unidos, gozaré de otra de mis pasiones: el Camino de Santiago. Pero de eso ya hablaré. Centrémonos en Nueva York.

Hoy os quiero contar de una forma amena cómo tenemos (por ahora) estructurado el viaje en lo que a extras y excursiones se refiere. Empezaré relatando la Excursión a Washington D.C., capital de los Estados Unidos, luego os adelantaré algo de "Contrastes de Nueva York" y por último, en otra entrada relativa a los extras del viaje, hablaré de Broadway y el musical elegido, el cual no mencionaré todavía en afán de intriga. Esta entrada la basaré en la excursión a la ciudad presidencial. Los que hayáis visto la película Noche en el Museo 2 os situaréis mejor en ciertos sitios. Aprovecho para los que no la hayan visto y ahora les pique la curiosidad: ved primero Noche en el Museo (1), está grabada íntegramente en Nueva York, principalmente en el Museo de Historia Natural y salen multitud de cosas de las que hablaré en otras entradas de este viaje. Para los que la hayáis visto... Cuando entré al Museo y ví a Tom-Tom y a Rexy salí corriendo a fotografiarme con ellos como un niño pequeño. La chiquitilla (mi santa y paciente mujer) me regañó y me dijo que parecía de veras un niño chico, no le faltaba razón, pero estaba radiante de felicidad y a día de hoy volvería a hacerlo. ¡Y de hecho lo haré! ¿Sabéis o podéis imaginar lo que es ver una y mil cosas en televisión y de pronto estar tú allí y poder decir: ¡¡¡lo he visto en la tele y ahora estoy aquí, es real!!!? Pues eso, infancia desatada.

EXCURSIÓN A WHASINGTON. Cercano a Grand Central Terminal partirá el autobús rumbo a la capital del país. Atravesaremos el estado de Nueva Jersey, tierra donde nació Frank Sinnatra, y llegaremos tras horas de viaje a la ciudad donde reside Obama. Allí veremos, entre otros, los Memoriales de la Guerra de Vietnam, de la Guerra de Corea, de la Segunda Guerra Mundial, del Presidente George Whasington y el magnífico Memorial del Presidente Abraham Lincoln, desde donde Martin Luther King dió su grandioso discurso "I have a dream" y desde donde Barack Obama habló a su pueblo tras resultar elegido Presidente de los Estados Unidos de América, siendo el primer afroamericano de color en ocupar tal puesto. Frente a dicho memorial se encuentra Reflecting Pool, un enorme estanque cuya vista y paseos también disfrutaremos. Si habéis visto la película Noche en el Museo 2, grabada en Whasington D.C., es el estanque donde se mete el pulpo gigante.

(Memorial de Abraham Lincoln).


(Reflecting Pool).


 
Vistos los memoriales de presidentes, guerras y caídos por la patria, nos dirigiremos a The White House. Efectivamente, La Casa Blanca. Os podéis imaginar la seguridad y vigilancia que hay en la zona donde vive el presidente Obama. Dicen que es el lugar más protegido de todo Estados Unidos, superando incluso al Pentágono. Vamos que está la cosa como para hacer alguna tontería por allí. I´m afraid!! Algunas fotos de rigor y poco más. Después de la pequeña visita a la Casa Blanca y alrededores pasaremos un agradable rato en el Museo de Cera de Whasington D.C. "Madame Toussaud". Podremos fotografiarnos con las estatuas de cera de típicos y famosos personajes americanos o adinerados residentes de Manhattan como Will Smith, Woopy Goldberg, Madonna, Myke Tyson, Tom Cruise, etc.
Tras la divertida visita al Museo de Cera, seguiremos haciendo una ruta panorámica de la ciudad, pasando por el Edificio General del F.B.I. (si puedo les diré de vuestra parte que reabran las descargas de internet y que deroguen su ayuda a la Ley S.O.P.A., "S.O.S. Megaupload!!!"), las principales avenidas de la capital y parando en el enorme Museo Smithsonian del Aire y del Espacio, los que hayan visto la película (la 2, la 1 es en el Mueso de Historia Natural de Nueva York) sabrán qué museo es y cómo es de grande.

Visitaremos lo más "rápidamente" que podamos el museo pues nos aguarda otra increíble visita: el Capitolio. La guía de habla hispana del año pasado definía esa parada como "Guau stop" ya que decía que todos los excursionistas vamos alucinados y obsesionados con la visita a la Casa Blanca, pero que en realidad cuando hacemos la visita al Capitolio es cuando nos asombramos y exclamamos "¡¡Guauuu!!". Y en realidad no le falta razón. ¿En cuantas fotografías, revistas, películas y series lo habremos visto? Nos lo sabemos de memoria; creemos ir concienciados de lo que nos espera, pero cuando estás frente a él es cuando lo admiras de verdad. ¿Quién no ha visto nunca el Capitolio en alguna fotografía o televisión? Incluso en la mítica serie de Los Simpsons ha salido dibujado en infinidad de veces, pero apreciarlo in situ es colosal.

Para concluir y tras disfrutar de las amplias y bellas vistas que se aprecian desde la escalinata del Capitolio, vuelta a Nueva York en autobús, para llegar a la ciudad que no duerme y disfrutar desde la autovía de una de las mayores atracciones que se pueden gozar en el atardecer de la Gran Manzana: el Skyline. Es una preciosidad ver el perfil de la enorme isla de Manhattan construido a base de gigantescos rascacielos iluminados, trazando una divertida silueta en el cielo a la caída del sol. Es una de las postales más conocidas de Nueva York.

De vuelta a Grand Central Terminal regresaremos al hotel y, seguramente, para culminar un grandioso día sea esa noche cuando subamos al Empire State. El mirador del piso 86 (sí, sí, leéis bien, 86 pisos) nos aguarda. Y no lo defraudaremos.

En la próxima entrada relativa al viaje os contaré la excursión "Contrastes de Nueva York", en la que descubriremos que Nueva York no es sólo Manhattan sino que se compone de otros cuatro distritos más, a cada cual más pintoresco: Brooklyn, Bronx, Queens y Staten Island. Nos adentraremos en el Barrio Judío de Brooklyn plagado de tirabuzones, barbas, mujeres rapadas y mil curiosidades más, en las peligrosísimas calles del Bronx, donde los tiroteos entre pandilleros están a la orden del día y el consumo de drogas es algo cotidiano y diario, pasaremos también por la famosa barriada de Harlem situada al norte de Manhattan, escucharemos una misa Góspel tipo Sister Act (mítico: Oh, happy day!!) veremos la Universidad de Columbia donde estudió el Príncipe Felipe y el mismo Presidente Obama y muchas cosas más. Pero por ahora sigamos saboreando la Excursión a Whasington.

Continuará...

¡Por cierto! Aquí os dejo una foto del reto gastronómico de Nueva York. El Sandwich Woody Allen. ¿Podré?

2 comentarios:

  1. Y el musical que vais a ver es.....FKGVGV!!!! A que te jodo el misterio!! jurl jurl jurl...
    A mi me quedan 17 dias!!!!...Nercios in crescendo!
    Y si puedes veete el Planeta Finito de Florentino Fernandez en NY, el sandwich es el doble que el de la foto...

    ResponderEliminar
  2. Jejeje, en la próxima entrada del viaje diré cuál es el musical. He visto Planeta Finito y cuando le ponen el sandwich a Flo se queda loco, jaja, es una pasada!!
    Buen viaje, compadre.

    ResponderEliminar